fbpx

Alcachofa para la ácido úrico

alcachofa para el ácido úrico

Uno de los usos de la alcachofa es para tratar el ácido úrico, infórmate de sus beneficios, forma en la que actúa y como se puede consumir. 

La alcachofa para el ácido úrico 

La acumulación de ácido úrico es un problema que afecta la salud y puede presentarse como dolor en las articulaciones; esta patología debe tratarse a tiempo para evitar su evolución. 

La mejor forma de eliminar el ácido úrico es desde la nutrición, evitando alimentos con alto índice de ácido úrico e incluyendo otros que ayuden a disminuirlo; la alcachofa por su parte, es un excelente aliado para combatir esta enfermedad. 

Beneficios de la alcachofa para el ácido úrico

Esta planta reconocidad desde la antiguedad ayuda a disminuir la acumulación de ácido úrico, disolviendo sus componentes y eliminando excesos de manera efectiva. 

Además, la alcachofa es diurética, ayuda a liminar el exceso de líquidos provocado por el ácido úrico, por lo que además de contribuir en el tratamiento de la enfermedad mejora los síntomas o patologías asociadas. 

Otro aspecto importante es que la alcachofa ayuda a bajar de peso y eliminar toxinas, por lo que contribuye a prevenir el ácido úrico. También, ya que la alcachofa es duirética y alcalina, contribuye a diluir el ácido úrico y eliminarlo a traves de la orina. 

 

Cómo actúa la alcachofa para el ácido úrico

Cuando el ácido úrico se acumula en exceso se convierte en cristales en forma de aguja que se sitúan en las articulaciones y producen un dolor intenso. Este ácido se da por la descomposición de unos componentes llamados purinas. 

Al respecto, la alcachofa contiene ácidos cafeico, linoleico y coleico que le permiten al organismo descomponer y eliminar las purinas adecuadamente; así se reduce el exceso de ácido úrico y su sintomatología.  

Cómo consumir la alcachofa para el ácido úrico

Como ya se ha mencionado la alcachofa sirve para tratar el ácido y prevenir la enfermedad. Pero cuando los niveles de ácido úrico son altos, la persona debe consultar a un médico para verificar que sea seguro el consumo de la alcahofa. 

Ahora bien, en etapas tempranas la alcachofa se puede consumir en un tratamiento de tres dosis diarias durante 21 días. Esto puede ser por medio de infusiones o de complementos como las cápsulas de alcachofa. En ambos casos se toma una cápsula o una infusión antes de cada comida, tres veces al día.