fbpx

Jarabe de Caléndula

jarabe de calendula

El jarabe de caléndula se obtiene de la extracción y el procesamiento de las flores de Calendula Officinalis L. o más conocida como caléndula. Este jarabe al procesarse conserva las propiedades y de forma similar al agua de caléndula, se usa para tratar enfermedades y patologías de la piel, el sistema digestivo, entre otros.

La caléndula se puede tomar 

Antiguas civilizaciones descubrieron las propiedades de las plantas al utilizarlas para curar las heridas de los animales domésticos. En el caso de la caléndula, existe evidencia de que fueron los egipcios quienes descubrieron sus propiedades y ya la utilizaban en las antiguas civilizaciones.

El primer uso conocido fue que al ponerse sobre las heridas ayudaba en la cicatrización de la herida, luego se supo que también podía tomarse en preparaciones y así obtener otros beneficios. Actualmente la caléndula se toma por medio de infusiones o del té, y en la industria de alimentos se obtienen productos derivados de la caléndula para tomar.

De hecho, cuando se toma se obtienen mayores beneficios, pues las propiedades de la caléndula llegan directamente al torrente sanguíneo y el cuerpo absorbe mejor los componentes.

Jarabe de caléndula ¿Para qué sirve?

Como ya se ha mencionado anteriormente, las flores de la caléndula se procesan en laboratorio con el cuidado minucioso de conservar sus propiedades. Paso a paso se van convirtiendo en un jarabe que tiene múltiples usos benéficos para la salud.

El jarabe de caléndula sirve para tratar la acidez estomacal, la gastritis, para mejorar los procesos digestivos, eliminar las flatulencias y los gases. El jarabe de caléndula es en general, adecuado para el sistema digestivo.

La dosis de administración del jarabe de caléndula, es una cucharada antes de cada comida. Para otros padecimientos, como los dolores abdominales, se puede tomar una cucharada cuando se padezcan los malestares.

 

La caléndula como cicatrizante

Los componentes de la caléndula, o como se conoce coloquialmente “botón de oro”, hacen que sea una planta de propiedades  antioxidantes; ayuda a eliminar del cuerpo las toxinas y trabaja arduamente para regenerar los tejidos.

Por eso mismo, de los beneficios más conocidos de la caléndula es su efecto cicatrizante. La usan en bebés, niños, adultos y personas mayores. En los bebés sirve para aliviar las quemaduras de pañal y los pequeños rasguños, evitando que aparezcan cicatrices. En los niños se usa también para las quemaduras de sol y los rasguños.

En la edad adulta suele utilizarse para ayudar a sanar las cicatrices en el cuerpo de manera efectiva, aliviar los dolores abdominales, los cólicos menstruales y también por su efecto cicatrizante se utiliza para retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión.

El jarabe de caléndula para la gastritis

La gastritis es una enfermedad producida por la bacteria Helicobácter Pylori. La caléndula es un producto natural que se puede usar de forma segura para tratar la gastritis. Su efecto hará que la herida en el revestimiento del intestino vaya cerrando y cicatrizando. A su vez elimina los síntomas asociados como la acidez estomacal o el reflujo.

La forma más efectiva de consumir la caléndula para tratar la gastritis es por medio del jarabe de caléndula. Este producto industrial contiene todas las propiedades de la caléndula, es de fácil consumo y se puede conseguir en cualquier tienda herbolaria. El modo de administración dependiendo la edad del paciente, si es un adulto se puede tomar una cuchara de jarabe tres veces al día, y si es un niño la dosis será de una cuchara pequeña tres veces al día.

El jarabe de caléndula es un producto que conviene tener en casa, su administración en dosis bajas es segura a cualquier edad y sus beneficios encantarán a toda la familia.

Usar agua de caléndula

El aceite de caléndula y sus usos

Otros beneficios de la caléndula

Para que sirve la flor de caléndula